Un carnaval MAYÚSCULO

Benamejí vivió el pasado fin de semana una fiesta con mayúsculas. El carnaval de Benamejí año a año se va superando y esta edición de 2008 será dificil de mejorar

Image

No exageramos si decimos que este año hemos vivido el mejor carnaval de la historia de Benamejí, ya que los cientos e incluso miles de personas que se lanzaron a la calle con sus disfraces hicieron que se viviera una jornada digna de recordar.

Lo mejor de todo es que no fue solo cantidad sino que también era calidad, ya que los disfraces que se pudieron contemplar fueron realmente formidables. Los grupos de amigos dedican cada vez más tiempo a preparar estos disfraces, y eso se dejó ver el pasado sábado.

Pudimos ver muñecas de porcelana, moscas, bomberas, gallinas, Mortadelo y Filemón, fichas de dominó, manifestantes, …etc pero entre todos ellos destacó la «Coronación de San Blas» que además de ganar el primer premio fueron los auténticos protagonistas de la noche.

Pero no solo esto sino que inventaron un nuevo matiz en los disfraces carnavalescos de benamejí: la puesta en escena. Más de cincuenta personas formaban una versión carnavalesca del acto de coronación canónica del patrón de Benamejí. Bajo el lema «por la igualdad de género, San Blas Coronado»,  desfilaban  monjas, obispos, curas, guardias civiles,  autoridades locales, banda de música, camareras y como no, San Blas.

Una vez llegaron a la caseta municipal más repleta de gente que se recuerda, comenzó el rito «religioso-carnavalesco». Encima del escenario se procedió a la coronación (o «enmitración» según decían algunos) y los benamejicenses asistieron con una sonrisa en su boca al segundo acto de coronación en menos de un año.

Allí mismo, encima del escenario, también pudimos contemplar el encuentro de San Blas con la Verónica (un año más Francisco Ávila «Liso» sorprendió con su disfraz y se llevó el primer premio de disfraz individual), que pedía una banda musical para sus procesiones.

Antes de todo esto, por la tarde, había empezado la fiesta con el pasacalles, que, a pesar de ser el primer año, fue un éxito de participación. Todos los disfraces presentados a concurso formaron parte de una cabalgata llena de alegría y jolgorio.

Sin lugar a dudas, los miembros de la asociación carnavalesca «El Pitorreo» pueden estar bien satisfechos de la organización de un carnaval que comenzó el viernes con el Certamen de agrupaciones en el que la Comparsa «Corazón de Piedra» volvió a hacer las delicias de los allí asistentes con sus letras y su música.

Para finalizar el carnaval tuvo lugar el entierro de la sardina, que dio por terminadas las fiestas.

Image

Leave a Comment

*