San Blas, bendición de roscas y candelarias, tradiciones locales

Los días dos y tres de febrero tienen lugar varias de las tradiciones más populares de nuestra localidad: la bendición de las roscas, la candelaria y la procesión de San Blas. Como cada año, la mañana del día 2, la iglesia se abarrotó de gente que esperaba que Don Paulino bendijera las roscas y demás alimentos que portaban en sus tradicionales cestas. En esta ocasión a eso de las 12.30 de la mañana comenzó a llegar gente a la iglesia y el párroco comenzó a bendecir alimentos e incluso a los niños que así lo pedían.

El comienzo del mes de febrero trae consigo varias de las tradiciones más arraigadas en nuestra localidad: San Blas y las candelarias.

Image

Los días dos y tres de febrero tienen lugar varias de las tradiciones más populares de nuestra localidad: la bendición de las roscas, la candelaria y la procesión de San Blas.
Como cada año, la mañana del día 2, la iglesia se abarrotó de gente que esperaba que Don Paulino bendijera las roscas y demás alimentos que portaban en sus tradicionales cestas. En esta ocasión a eso de las 12.30 de la mañana comenzó a llegar gente a la iglesia y el párroco comenzó a bendecir alimentos e incluso a los niños que así lo pedían.
Ya por la tarde se comenzaba a ver como los niños daban los retoques de última hora a las candelas que tanto tiempo atrás se habían pasado preparando. La lástima fue que el tiempo no acompañó y la lluvia comenzó a caer desvirtuando así, en buena medida, el día de fiesta. A pesar de ello se pudieron ver en nuestra localidad una gran cantidad de gente que, alrededor de las candelas, asaba sus chorizos, patatas y demás alimentos.
Image

Al día siguiente, festivo este año, el tiempo tampoco dio un respiro y la lluvia apareció desde por la mañana. A la hora programada para la procesión de San Blas, patrón de Benamejí, pareció que dejaba de llover pero cuando la procesión estaba a punto de salir, la lluvia volvió a hacer acto de presencia, impidiendo así que el santo saliese de la iglesia. Aún así, la banda de la Cruz acudió a la iglesia y entonó unas cuantas marchas para honrar al patrón quien tuvo que quedarse en la puerta de la iglesia.

Image


Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies